Minneapolis en estado de emergencia por protestas contra racismo policial.

Minneapolis en estado de emergencia por protestas contra racismo policial.

(EL PAÍS).- Tras la muerte de George Floyd, un afroamericano ultimado bajo custodia policial el pasado lunes, las protestas en Minneapolis no han cesado.

Debido a ello. Minnesota ha declarado estado de emergencia en dicho poblado, así como St. Paul y territorios aledaños; por su parte, el gobernador del Estado, Tim Waltz, activo la Guardia Nacional toda vez que la ciudad amaneció en llamas provocadas por los manifestantes que exigen justicia.

Asimismo mencionó que la policía utilizó gas lacrimógeno y balas de goma para dispersar a los manifestantes; sin embargo aseguró que apoya las protestas pacíficas pero que a veces las personas se involucran en actividades ilegales y peligrosas.

Mientras que el Departamento de Justicia publicó este día que la investigación federal sobre la muerte de Floyd tiene categoría de máxima prioridad y se le han asignado fiscales e investigadores experimentados al caso.

Comentarios