Hay un rezago importante de asuntos no resueltos por Silvano Aureoles: Antorcha

Hay un rezago importante de asuntos no resueltos por Silvano Aureoles: Antorcha

Hay un rezago importante en la solución de los asuntos planteados por el Movimiento Antorchista en Michoacán ante el Gobierno de Michoacán, sostuvo Omar Carreón Abud, dirigente estatal.

Afirmó que han tenido varias reuniones con el subsecretario Armando Hurtado, quien ha sido designado para resolver los asuntos del pueblo organizado en Antorcha, pero ese funcionario “toma nota y nos dice que nos va a llamar, pero ya nos ha dicho así tres o cuatro veces y no lo hace, no resuelve. Son ya varios meses en espera de respuestas y no las ha habido”.

Agregó Carreón Abud que han insistido al jefe de asesores, Guillermo Rizo, “que necesitamos hablar con el señor gobernador y nos dijo que la indicación era que habláramos de nuevo con Hurtado. Nosotros hemos aceptado una vez más volver a platicar con Hurtado: no le vamos a dar a conocer nada porque ya conoce perfectamente todos los asuntos.

Añadió que los asuntos de los transportistas agredidos en Ario de Rosales no se han resuelto, “el problema no está resuelto de fondo y hace falta la intervención del gobierno, asuntos del ámbito educativo muy atorados, obras en las que el dinero federal ha llegado a Michoacán y no se ha gastado en los propósitos para los que venía destinado; compañeros damnificados que tenemos desde el huracán Manuel y no se les ha entregado el apoyo que venía directamente de la federación; es decir, que hay un sinnúmero de problemas que tenemos necesidad de que se resuelvan. Todos son necesidades básicas de los michoacanos que tienen meses esperando por solución.

Sin exagerar podemos decir que ahora los problemas están peor, definió el líder popular. Algunos ejemplos de obras detenidas están en la Cañada de los Once Pueblos, donde el boulevard de 21 kilómetros está sin concluir, se dejó tirada la obra u se le debe dinero al constructor; la carreta a Tzirío también está tirada y también se le debe dinero al constructor; está la promesa desde hace seis años de que se van a regularizar escuelas secundarias y no se cumple.

Sin embargo, explicó, la posición de su organización es todavía de comprensión: “todavía estamos en la fase paciente, de esperar. En algunos casos sí hay falta de voluntad política, algunos puntos no son problema de dinero y no se resuelven tampoco”.

Comentarios