RevoluciA?n alimentaria: gracias Trump

RevoluciA?n alimentaria: gracias Trump

Entre otras cosas positivas Trump ha logrado despertar en MA�xico una importante discusiA?n sobre seguridad alimentaria; nos estA? forzando a mirar mA?s allA? del norte. Desde diciembre las reuniones entre las y los especialistas, productores e importadores de la industria agroalimentaria con miembros de la SecretarA�a de Agricultura mexicana, han despertado a un gigante que durante dA�cadas caminaba lentamente a fuerza de un Tratado de Libre Comercio que lo tenA�a amarrado todo.

Lo cierto es que los desquiciados argumentos de Trump contra las importaciones mexicanas y chinas (los dos paA�ses con mayores producciones alimenticias para la sociedad norteamericana), darA?n al traste con la economA�a del paA�s del norte. Los datos son contundentes: si los Estados Unidos deja de vender a MA�xico y nuestro paA�s se apura como deberA�a, a aprobar los tratados y reglas fitosanitarias con Argentina, Brasil, Australia y Ucrania, no dependerA�amos en absoluto de los alimentos que no producimos de forma suficiente, en particular los granos y oleaginosas sembrados en Estados Unidos. Es claro que Trump estA? pateando a su mejor y mA?s cercano socio comercial, y con ello puede causar una crisis econA?mica insospechada para la sociedad norteamericana. La mexicana ya la tenA�amos antes de su llegada.

Las cifras no mienten: son 180 empresas norteamericanas las que mueven la industria agroalimentaria del paA�s de Trump. Exportan a MA�xico 190 mil millones de dA?lares al aA�o solamente de granos (maA�z, sorgo, etc), que son cultivados en la zona de medio oeste, es decir los productores republicanos tradicionales que durante las A?ltimas ocho elecciones han apoyado al partido que hoy gobierna y amenaza con atacar economA�as externas. Esos empresarios prA?ximamente darA?n la gran batalla contra su propio presidente en el Senado, en Washington. Ellos, los racistas, los supremacistas blancos del Medio Oeste, los terratenientes que tienen sembradA�os con trabajadores y trabajadoras del campo de origen mexicano y latino a quienes pagan salarios de hambre, sin seguridad social ni derechos, viven de la siembra y exportan el 35% a MA�xico. Cada vez que Trump amenaza con cerrar las fronteras al comercio, olvida que una cuarta parte de sus ganancias agroalimentarias dependen del mercado mA?s cercano, de la frontera del sur y de la mano de obra barata mexicana.

A?QuA� sucederA? con MA�xico luego de la decisiA?n de Donald Trump de terminar el TLC y amenazar con impuestos insostenibles a productos agrA�colas mexicanos? PreguntA� a Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados AgrA�colas. A�l asegura que hay estrategias factibles y datos duros que muestran que nuestro vecino del norte sufrirA�a peores consecuencias que MA�xico y que nos abriremos al resto del mundo. MA?s allA? del tema de pobreza alimentaria mexicana (para otra columna), somos el paA�s nA?mero 10 del mundo en producciA?n agroalimentaria; el primer exportador mundial de aguacate, jitomate, chiles y pepino con un valor de 30,000 millones de dA?lares. Exportamos 61% mA?s que el sector petrolero, y despuA�s de la manufactura y el sector automotriz, vendemos mA?s alimentos que ninguna otra cosa. Somos el quinto productor de naranja, el segundo de limA?n sA?lo detrA?s de la India. El quinto productor mundial de mango; el nA?mero diez en siembra y cosecha de tomates y nA?mero cuatro en frijol.

Ahora bien, Estados Unidos es el primer productor en carne de res y MA�xico importa mA?s de 188 toneladas de los cortes mA?s baratos, aunque nuestro paA�s estA? en el nA?mero 6 de productores cA?rnicos tambiA�n exporta cortes finos a JapA?n. Producimos el 1.8% de la carne de cerdo del mundo contra el 46% que produce China. TambiA�n el paA�s de Trump ocupa el primer lugar en producciA?n-exportaciA?n de pollo y MA�xico el quinto. Importamos mA?s de 780,000 toneladas de carne de pollo mensuales. Les vendemos los productos mA?s finos, como la pechuga, y compramos los mA?s baratos: vA�sceras, patas, alas, pierna y muslo.Esto se debe a los patrones de consumo de MA�xico y a la economA�a que exige que compremos lo mA?s barato.

China, a quien Trump tambiA�n estA? amenazando, es el mayor productor y exportador de huevo; MA�xico el nA?mero 5 en producciA?n interna. Exportamos 42,159 toneladas de miel de abeja al mes, mientras que a los Estados Unidos de NorteamA�rica le compramos 140,000 toneladas de leche de vaca, porque somos nA?mero 16 en producciA?n. El cultivo mA?s valioso del paA�s, sin duda, es la caA�a de azA?car; aunque somos el sexto productor nuestra cercanA�a al paA�s del norte nos convierte en su proveedor principal de azA?car. MA�xico tiene denominaciA?n de origen en los productos de agave, en especial tequila y mezcal y produce el 97.6% mundial.

En el tema de aranceles y tratados de comercio alimentario la realidad es que Trump es sA?lo un bully ignorante; MA�xico puede y debe aprovechar esta oportunidad para cuestionar y plantear tratados comerciales que beneficien a nuestro paA�s y a LatinoamA�rica de verdad en lugar de marchar contra sus estridencias.

 

(Con informaciA?n de Aristegui Noticias)

Comentarios