Otro retraso para el lanzamiento de James Webb

Otro retraso para el lanzamiento de James Webb

 

El retraso en el lanzamiento del telescopio James Webb obliga a los científicos de la NASA a pedir nuevas autorizaciones al Congreso de Estados Unidos, ya que originalmente su envío al espacio estaba previsto para 2018. Según ha explicado la agencia en un comunicado, el nuevo coste total del ciclo de vida del telescopio, que incluye la nueva fecha revisada, se sitúa en 9.660 millones de dólares, mientras que el presupuesto para el desarrollo es de 8.800 millones de dólares —más alto del límite establecido en los 8.000 millones de dólares iniciales—.

 

 

El James Webb permitirá escribir un nuevo capítulo en la historia de la astrofísica y la astronomía. Su extraordinaria potencia —cien veces superior a la del Hubble— nos podría permitir descubrir la luz de las primeras estrellas y galaxias del universo o detectar las atmósferas de los exoplanetas, los mundos situados fuera de las fronteras del sistema solar. Este observatorio, que despegará a bordo de un cohete Ariane 5, se construye en colaboración con la Agencia Espacial de Canadá y la Agencia Espacial Europea (ESA). Las malas noticias de la NASA contrastan con las buenas nuevas anunciadas hoy mismo por su homóloga en el viejo continente, que ha publicado esta tarde en Nature nuevos resultados sobre la identidad de ‘Oumuamua, el primer cometa interestelar de la historia.

Comentarios