A?REEMPLACAMIENTO GRATUITO?

A?REEMPLACAMIENTO GRATUITO?

El gobierno que culminarA? en unos dA�as su perA�odo, habA�a decidido de manera sorpresiva emprender un “reemplacamiento gratuito”, pero que costarA�a al erario alrededor de trescientos cincuenta millones de pesos, bajo el argumento de garantizar mejores niveles de seguridad en el estado.

Este decreto administrativo se imponA�a de manera ilA?gica e irracional cuando la entidad estA? atravesando por uno de los peores momentos econA?micos, pero ademA?s se pretendA�a implementar esta medida cuando las finanzas estatales continA?an en la quiebra total, toda vez que el gobierno del estado viene arrastrando adeudos por miles de millones de pesos a prA?cticamente todos sus proveedores.

La decisiA?n del Gobernador Salvador Jara resultaba bastante cuestionable y se prestaba a la sospecha, debido a que el Presupuesto de Egresos para el actual ejercicio solo contempla la erogaciA?n para este concepto de cuarenta y seis millones de pesos y no de los trescientos cincuenta que costarA�an las lA?minas. En el supuesto que la actual administraciA?n hubiese logrado gestionar recursos adicionales para adquirir las nuevas placas, A?porquA� no hizo lo mismo para poder cubrir los muchos adeudos que tiene con sus proveedores?. El gobierno podrA�a argumentar que “la gratuidad” del reemplacamiento se iba hacer pensando en la situaciA?n econA?mica difA�cil por la que atraviesa la poblaciA?n, sin embargo, lo cierto es que muchos propietarios de vehA�culos que no estA?n al corriente de sus pagos, precisamente por la insuficiencia econA?mica, hubiesen sido estos quienes tendrA�an que pagar mas de mil trescientos pesos por vehA�culo, para poder hacer el tramite del reemplacamiento frente a los doscientos setenta pesos que pagarA�an los otros que si han cumplido y ciertamente lo han hecho porque forman parte de los deciles de la poblaciA?n con mayores ingresos econA?micos.

Desgraciadamente este tipo de impuestos y/o derechos no se ciA�en al precepto constitucional de progresividad, ya que lo mismo paga el propietario de un vehA�culo de lujo de mA?s de un millA?n de pesos que el propietario de un austero auto compacto cuyo valor no excede los ciento cincuenta mil pesos. Realmente esta decisiA?n del reemplacamiento no iba ser de ninguna manera gratuita para nadie, ya que al menos los propietarios de vehA�culos hubiesen tenido que pagar el supuesto valor de las lA?minas, luego entonces A?CA?mo fue que se tomA? esta decisiA?n al cuarto para las doce del fin de este gobierno, si las finanzas pA?blicas viven uno de sus peores momentos y se dice que no hay dinero ni para pagar las rentas de los edificios que albergan las dependencias administrativas ni tampoco para pagar salarios, bueno, al grado que se dijo hace unos dias que no habA�a dinero ni siquiera para pagar la gasolina de las patrullas ni de las ambulancias?

Con todos estos antecedentes A?QuiA�n en su juicio podrA�a creer que esta decisiA?n que el gobierno intentA? implementar era para ayudar a la economA�a del estado y de su gente?, quienes hayan sido los autores de esta intentona A?creerA?n quA� la gente es tan tonta como para no darse cuenta que atrA?s de esa decisiA?n habA�a un marcado interA�s, que no era precisamente el interA�s pA?blico?.

En virtud de todo ello fue oportuno y correcto el exhorto que el Congreso del Estado hizo al titular del Ejecutivo del estado para que sea suspendido de inmediato ese decreto administrativo por ser altamente lesivo para el estado y la poblaciA?n.

Comentarios