Reconocen ejemplo de vida con medalla Orgullo Libanés

Reconocen ejemplo de vida con medalla Orgullo Libanés

De actitud positiva, caritativa, llena de amor hacia el prójimo y orgullosa de sus raíces que vienen del Líbano, así se puede describir a Aída Jesús Noemi Abimerhi, pilar y tronco de importante familia, que a base de trabajo logró forjarse en el mundo de los negocios.

Por lo anteior, la “Tía Dita”, como se le dice de cariño, fue elegida para recibir la Medalla Orgullo Libanés, galardón que será entregado por primera ocasión. Hija de migrantes del país del Viejo Continente y orgullosamente yucateca, es de esas personas que no duda en quitarse el pan de la boca para dárselo a los demás, e igual es una apasionada del trabajo. Incluso, a la fecha, a sus 92 años de edad, no pasa un día en que no esté al pendiente de los negocios de la familia.

“Otros a su edad estarían postrados en un sillón o descansando, en cambio ella se la pasa al pendiente de todo”, añade María del Carmen, la mayor de los cinco hijos que la señora Noemi Abimerhi procreó con Reynaldo García Barrera. Después de María del Carmen siguen Genny Arminda, Rosa Margarita, José Reynado (q.e.p.d.) y Jesús.

“A todos nos creció siempre inculcando valores como el respeto, unidad, lealtad, orgullo de nuestro origen libanés y sobre todo nos enseñó a trabajar. Predicó con el ejemplo, con decencia y respeto, manteniendo la unidad familiar”, subraya su hijo Jesús Ricardo García Noemi.

Aunque la “Tía Dita” dice que “lo que hace no es para ganar premios”, un par de años atrás recibió el Corazón de Oro de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias y ahora el Consejo Directivo del Club Libanés decidió otorgarle la Medalla Orgullo Libanés, un galardón que se acordó en reconocimiento por su trayectoria y aporte a esta comunidad.

“Soy orgullosamente mexicana y yucateca, pero nunca olvido mis raíces del Líbano”, exclama Noemi Abimerhi.

Ferviente católica y devota de la Virgen de Guadalupe y de Nuestra Señora del Líbano, la “Tía Dita” siempre ha participado activamente en obras de caridad: apoya a la Cruz Roja, al Seminario e incluso hace cuatro años fue la reina de la tradicional kermés, a favor de los futuros pastores de la iglesia. También organiza una peregrinación para dar gracias a Nuestra Señora de Izamal.

En sus años de juventud fue consumada atleta, en especial de los deportes acuáticos, siendo subcampeona de ski en agua, en el entonces Club Cocoteros.

La Medalla Orgullo Libanés se entregará el 1 de diciembre próximo a doña Aída Jesús Noemi Abimerhi en una ceremonia programada a las 19 horas en el Salón Beirut del Club Libanés, con la presencia del gobernador Rolando Zapata Bello y representantes de la embajada del Líbano.

Comentarios