RamA?n LA?pez Velarde y Saturnino HerrA?n, en voz de Marco Antonio Aguilar Campo

RamA?n LA?pez Velarde y Saturnino HerrA?n, en voz de Marco Antonio Aguilar Campo

 

El poeta ofreciA? una conferencia gratuita en el Museo del Estado en la que abordA? la amistad de ambas personalidades.

 

El Museo del Estado fue la sede de la sesiA?n organizada por el Seminario de Cultura Mexicana, dentro de la cual el escritor y poeta Marco Antonio Campos ofreciA? una conferencia sobre la amistad sostenida por el vate RamA?n LA?pez Velarde y el pintor Saturnino HerrA?n.

Marco Antonio Campos agradeciA? el apoyo de la SecretarAi??a de Cultura de MichoacA?n, al tiempo que seAi??alA? que ai???Morelia es como una casa y donde hay amigos entraAi??ablesai???.

Ante la secretaria de Cultura de MichoacA?n, Silvia Figueroa Zamudio; el corresponsal del Seminario, Luis Jaime Cortez, y el poeta NeftalAi?? Coria, Marco Antonio Campos expresA? que LA?pez Velarde y Saturnino HerrA?n eran dos hermanos enconados, quienes se querAi??an entraAi??ablemente, pero tambiAi??n hubo diferencias, cosa que la crAi??tica no ha apuntado mucho.

AgregA? que del primer cAi??rculo de amigos de RamA?n LA?pez Velarde el A?nico artista de verdadera relevancia, como dirAi??a Paul Valery ai???tenAi??a talento y algo mA?sai???, fue el joven pintor Saturnino HerrA?n.

El escritor cuestionA? por quAi?? HerrA?n, que pintA? retratos de varios contemporA?neos entre ellos a Pedro de Alba, Manuel Toussaint y Artemio del Valle Arizpe, nunca retratA? a LA?pez Velarde. ai???A?HerrA?n no quiso o no quiso LA?pez Velarde?, A?O como muchas veces pasa estA? tan prA?ximo el amigo que se piensa que cualquier dAi??a de estos puede hacerse?, A?Pero LA?pez Velarde y HerrA?n fueron siempre como suele repetirse los hermanos del alma?ai???, seAi??alA?.

Marco Antonio Campos se refiriA? a dos fotografAi??as donde aparecen juntos, pero lejos el uno del otro. ai???En la segunda hay un LA?pez Velarde que parece mirar con sorna hacia el rostro del HerrA?n lejanoai???, indicA?, para agregar que ai???Si fuera por las fotografAi??as nadie podrAi??a pensar que fueron Ai??ntimos amigos y ni siquiera buenos conocidosai???.

AgregA? que en su estudio, LA?pez Velarde y Pedro de Alba vieron pintar a Saturnino la ai???Leyenda de los volcanesai???, ai???La ofrendaai???, ai???El rebozoai???, y desde que empezA? en 1914 ai???Nuestros diosesai???, que Saturnino aA?n en 1918, aAi??o de su muerte, seguAi??a trabajando ai???hasta donde le dio el almaai???.

Pedro de Alba resaltaba la sorprendente capacidad de abstracciA?n imaginativa y desdoblamiento mental de Saturnino pues, Aguilar Campos citA?, ai???podAi??a charlar y hasta discutir acaloradamente, al mismo tiempo que pintaba y componAi??a sus cuadrosai???.

MA?s sorprendente aA?n si se toma en cuenta la exactitud de la pincelada a decir de Marco Antonio Campos, quien prosiguiA? a detalle la manera como, al parecer, la amistad entre ambos artistas fue creciendo; amistad que LA?pez Velarde compartiA? en mayor medida segA?n consta en una carta escrita a Pedro de Alba.

En la parte final de su exposiciA?n y basA?ndose en los testimonios registrados sobre los hechos, Marco Antonio Campos hablA? sobre la muerte de Saturnino HerrA?n y la manera como LA?pez Velarde presintiA? el hecho, la noche del 7 de octubre de 1918.

Para terminar, tras seAi??alar que la amistad de LA?pez Velarde y Saturnino HerrA?n fue espinosa pero muy entraAi??able, Marco Antonio Campos recordA? una anAi??cdota que el escritor Carlos Fuentes relata en su ensayo introductorio acerca de Saturnino HerrA?n: ai???El poeta es en magno sentido el compaAi??ero andante del pintor, su gemelo enemigo aunque intensamente fraternalai???.

 

 

Comentarios