Nintendo permite que joven juegue Zelda: Breath of the Wild antes de morir

Nintendo permite que joven juegue Zelda: Breath of the Wild antes de morir

Gabe Marcelo era un hombre de 27 aA�os que amaba los videojuegos y cuya serie favorita era The Legend of Zelda. Si bien con esto Marcelo suena como muchas otras personas de su edad su historia es diferente, ya que padecA�a defectos cardA�acos congA�nitos y su A?ltimo deseo antes de morir era jugar Breath of the Wild. Afortunadamente, despuA�s de varios retos y tropiezos, Marcelo logrA? cumplir su sueA�o gracias a Nintendo.

Esta historia comenzA? cuando Marcelo y su familia hicieron un gran esfuerzo para asistir a PAX Prime para que el joven probara el nuevo The Legend of Zelda. El juego no estuvo disponible en el evento, lo cual llevA? a Anita, la madre de Gabe, a contactar a varios empleados de Nintendo en bA?squeda de ayuda.

Tristemente, los intentos de Anita no rindieron frutos, y Gabe buscA? varias maneras de que sus deseos se cumplieran, mientras el padecimiento provocaba que su salud se deteriorara mA?s y mA?s. Todo cambiA? cuando su hermano subiA? un nuevo tema a reddit pidiendo ayuda a la comunidad de Nintendo, el cual fue visto por el departamento de redes sociales de Nintendo of America, quienes lo invitaron a sus oficinas a jugar The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

AsA� pues, a las pocas horas de la invitaciA?n, Gabe y Anita viajaron a las oficinas centrales de Nintendo en Seattle, Washington, lugar donde jugA? el demo de The Legend of Zelda: Breath of the Wild por poco mA?s de 30 minutos. Eso no fue todo, ya que Gabe tambiA�n dio un pequeA�o tour por Nintendo of America y visitA? la tienda oficial para adquirir varios detalles para sus conocidos. Asimismo, recibiA? una mochila de Zelda como regalo especial, la cual incluA�a algunos objetos, como un pA?ster autografiado.

Por desgracia, Gabe Marcelo falleciA? el pasado 14 de enero despuA�s de pasar varios dA�as en el hospital con la esperanza de resistir hasta el 3 de marzo para tener una oportunidad de volver visitar el mundo de Breath of the Wild. Descansa en paz, Gabe.

Comentarios