MONARCAS LE DIO LA VUELTA A NECAXA Y ABANDONÓ EL SÓTANO DE LA PORCENTUAL

MONARCAS LE DIO LA VUELTA A NECAXA Y ABANDONÓ EL SÓTANO DE LA PORCENTUAL

José Pablo Montes Sandoval

Monarcas Morelia vino de atrás y con dos jugadas a balón parado derrotó 2-1 a los rayos del Necaxa, lo que permitió a los michoacanos igualar a los Tiburones Rojos de Veracruz, con 93 unidades y abandonar la última posición en la tabla de cocientes. Los goles que le dieron el triunfo a los locales después de 6 jornadas fueron obra del peruano Raúl Ruidíaz y Enrique Pérez, mientras que un autogol de Emanuel Loeschbor había puesto en ventaja a la visita.

En su estreno como timonel de la monarquía Roberto Hernández realizó modificaciones en el parado del equipo, al pararlo en un marcado 4-3-3, además de contar de nueva cuenta con Juan Pablo Rodríguez de inicio y el cambio obligado de Cristian Penilla por lesión, por lo que se le brindó la oportunidad a Miguel Sansores.

Aunque el partido arrancó muy parejo, Monarcas tuvo la primera jugada de peligro en el encuentro, en el minuto 14, en donde Raúl Ruidíaz cabeceó un centro de Valdés, el cual fue rechazado de buena manera por el arquero argentino Marcelo Barovero.

En el transcurso de los minutos “La Pukga” Ruidíaz tuvo otras dos oportunidades por la misma vía, sin embargo no pudo marcar el primero de la noche para la causa michoacana.

Necaxa respondió al 36’ en una jugada mano a mano entre Jesús Isijara y Carlos Felipe Rodríguez, en donde el guardameta salió vencedor, al achicar de forma correcta para evitar la caída de su marco.

La más clara de la primera mitad estuvo en los pies del chileno Diego Valdés, quien tras un servicio quedó con balón controlado en el centro del área rival, pero a la hora de definir su tiro salió sin fuerza y al centro, lo que facilitó el trabajo para el meta hidrocálido.

Los primeros 45 minutos concluyeron con un empate a 0 goles y sin un dominador claro de las acciones en el campo.

Necaxa abrió el marcador al 58’, en un servicio que Mario de Luna recentro de cabeza lo que dejó a Isijjara con el arco a merced ya que Rodríguez se había descolocado y cuando se disponía a empujar el balón llegó el zaguero Emanuel Loeschbor que en su afán por rechazar el balón lo envió al fondo de su propia portería.

Monarcas tardó mucho en reaccionar ya que fue hasta el 71’ que inquietó al cuadro rival por conducto del ariete peruano Ruidíaz, quien controló el balón sobre un defensor y sacó un trallazo que fue desviado de forma increíble por Marcelo Barovero que de mano derecha mandó el balón al travesaño, lo que lo dejó a disposición de Diego Valdés, quien impactó a quemarropa pero de nueva cuenta el portero argentino rechazó.

Monarcas por fin logró el empate al 77 de tiempo corrido, en una jugada de tiro de esquina que tras varios rebotes Raúl Ruidíaz empujó al fondo, de forma poco ortodoxa, lo que significó su noveno gol de la temporada.

Los rayos del Necaxa aún no se reponían del empate cuando Morelia repitió la dosis tan solo instantes después, ahora con un “martillazo” de Enrique Pérez que dejó sin oportunidad al arquero y le dio la ventaja a los locales.

Monarcas terminó por llevarse los tres puntos, cosa que no lograban desde la jornada 9, con lo que alcanzó las 19 unidades, mientras que en la tabla de cocientes por fin dio alcance a los Tiburones Rojos de Veracruz, ambos con 93 puntos, con lo cual abandonaron el sótano de la estadística.

18420

Comentarios