MA�xico prevA� ola de deportaciones bajo Trump

MA�xico prevA� ola de deportaciones bajo Trump

MA�xico comienza a contemplar seriamente la posibilidad de que millones de sus migrantes pudieran ser deportados, y el panorama no es alentador.

Bajo las propuestas presentadas por el presidente electo Donald Trump, MA�xico podrA�a recibir de regreso a millones de personas sin empleos disponibles para ellas; el paA�s podrA�a perder unos cuantos miles de millones de dA?lares de las remesas que envA�an a casa cada aA�o; y algunos de los deportados desempleados podrA�an engrosar las filas de los cA?rteles del narcotrA?fico, lo que generarA�a mayor violencia.

En este nuevo capA�tulo que se abre en la relaciA?n con Estados Unidos, el presidente de MA�xico, Enrique PeA�a Nieto, subrayA? ayer, de gira por Puebla, que hay tres principios que no son negociables:A�la soberanA�a, el interA�s nacional y la protecciA?n a los connacionales. Sin embargo, un reportaje deA�The Associated Press adviedrte de una situaciA?n crA�tica:

El gobernador de Guerrero, HA�ctor Astudillo, sopesA? ese escenario el fin de semana pasado. Al menos un millA?n de guerrerenses viven en Estados Unidos, muchos de ellos sin la documentaciA?n requerida, y el estado ya estA? bajo el asedio de la violencia del narcotrA?fico y la pobreza.

“Por supuesto, Guerrero no estA? en condiciones para recibir al millA?n o mA?s de un millA?n de migrantes que hay” en Estados Unidos, reconociA? Astudillo. “Creo que al contrario, ellos han sido un sustento importante para mantener la economA�a de Guerrero”.
Docenas de brazaletes y rosarios en un refugio migrante en Ciudad JuA?rez.

Los inmigrantes enviaron a MA�xico casi 25 mil millones de dA?lares en remesas en 2015, y los expertos afirman que la mayorA�a de ellas fueron para cubrir las necesidades mA?s bA?sicas de los mexicanos mA?s pobres. Trump ha dejado entrever que de alguna manera incautarA�a los fondos de aquellos inmigrantes que no sean deportados para pagar por un muro fronterizo que desea construir.

MA�xico no puede cubrir 800 mil nuevos empleos para los jA?venes que cada aA�o se integran a la fuerza laboral, mucho menos los de los migrantes que regresan, dijo Alejandra Barrales, presidenta del PRD.

“Creemos que es con la iniciativa privada con quien tenemos que cerrar filas y buscar alternativas, no solamente para recibir a los posibles deportados. Necesitamos generar alternativas para que los 1.2 millones de jA?venes que cada aA�o se suman al mercado laboral tengan alternativas en nuestro paA�s”, afirmA?.

El gobierno federal anunciA? esta semana un programa de emergencia con el objetivo de alentar a las empresas a que contraten a los migrantes que regresan, pero Armando Osorio, un maestro de la Ciudad de MA�xico, duda que eso sea suficiente, dados los pobres antecedentes del gobierno en la creaciA?n de empleos.

“Esta gente no tiene autoridad moral para decir que ahora a los connacionales los recibe con los brazos abiertos”, afirmA?. “Son ellos los responsables de la expulsiA?n por hambre de millones de mexicanos”.

Incluso si aparentemente Trump parece alejarse de la idea de una deportaciA?n masiva, la posibilidad sigue siendo atemorizante para el pueblo mexicano.
Migrantes deportados hace poco de Estados Unidos comen en un refugio migrante en Ciudad JuA?rez.

Trump dijo el domingo en una entrevista en el programa “60 Minutes” que “lo que vamos a hacer es atrapar a los criminales y a aquellos que tengan antecedentes penales, a los miembros de pandillas, a los narcotraficantes, a muchas de esas personas – entre dos o tres millones – y los sacaremos de nuestro paA�s”.

Las violentas pandillas centroamericanas, conocidas como “maras”, surgieron en la dA�cada de 1980 cuando los migrantes que huyeron de la guerra civil de El Salvador fueron deportados por Estados Unidos luego de cometer crA�menes como miembros de pandillas en Los A?ngeles. Los expulsados se llevaron consigo su modus operandi y formaron nuevas pandillas.

En 2012, el gobierno estadounidense calculA? que aproximadamente 1.9 millones de inmigrantes eran criminales y podA�an ser sujetos a deportaciA?n. El Instituto de PolA�ticas Migratorias, un grupo de expertos en Washington, estimA? que unos 820 mil de ellos estA?n sin permiso en Estados Unidos.
Gente ante un refugio para migrantes que viajan hacia Estados Unidos y migrantes deportados.

Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Agencia Antidrogas estadounidense, dijo que al menos algunos de los deportados posiblemente se involucren en el negocio del narcotrA?fico, valiA�ndose de las conexiones que ya establecieron ese paA�s para incrementar la cantidad de heroA�na y otras drogas que cruzan la frontera. IndicA? que incluso deportar A?nicamente a quienes cometieron delitos graves tendrA�a serA�a contraproducente al provocar mA?s violencia en MA�xico y CentroamA�rica.

“Lo que va a suceder es que esos individuos van a volver a MA�xico y no van a tener trabajo, por lo que engrosarA?n las filas de los cA?rteles”, dijo Vigil, autor del libro: “Metal Coffins: The Blood Alliance Cartel”.

“Eso generarA�a mA?s violencia y secuestros en MA�xico y en esas A?reas (de CentroamA�rica), lo que provocarA�a un tsunami de inmigrantes indocumentados hacia Estados Unidos, posiblemente muchos mA?s de los que se estarA�an deportando”, declarA? Vigil.

Existen casos de migrantes deportados que asumen papeles de liderazgo en los cA?rteles de la regiA?n. Tal es el caso de MartA�n Estrada Luna, quien abandonA? la secundaria en el estado de Washington con un historial de delitos menores como robo en propiedad ajena. Dos aA�os despuA�s de que fuera enviado de regreso a MA�xico en 2009, se habA�a transformado en un capo del narcotrA?fico conocido como El Kiko, lA�der de un desalmado brazo del cA?rtel de Los Zetas y quien planeA? la masacre de mA?s de 250 personas.

Mientras que millones de inmigrantes que estA?n sin permiso en Estados Unidos podrA�an enfrentar la deportaciA?n, posiblemente el proceso de localizarlos y deportarlos a todos no sucederA? de inmediato.
Juan MuA�oz, de Tijuana, MA�xico, lleva al migrante haitiano de dos aA�os Juandele a un refugio para migrantes que viajan hacia Estados Unidos o que han sido deportados.

Una vez que estA� en el poder, Trump podrA�a movilizarse para ordenar que los agentes migratorios comiencen de inmediato a arrestar a las personas que ya cuentan con A?rdenes de salir del paA�s por estar sin autorizaciA?n en Estados Unidos. Hasta 2015 habA�a unas 88 mil personas dentro de esa categorA�a.

Pero para los inmigrantes sin historial delictivo, la espera para que un juez dA� la orden final de deportaciA?n podrA�a tomar aA�os. Actualmente existen cerca de 521 mil casos pendientes en las cortes migratorias federales, de acuerdo a los datos pA?blicos obtenidos por la Transaction Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Incluso en MA�xico, muchos creen que Trump tendrA? que moderar sus planes.

“La realidad polA�tica harA? ver que muchas de las iniciativas en contra del pueblo mexicano simplemente son irrealizables, ya sea la deportaciA?n de todos los inmigrantes indocumentados, e incluso la construcciA?n del muro”, escribiA? la ArquidiA?cesis de la Ciudad de MA�xico en un editorial.

Comentarios