Limpieza y faena en la colonia a�?Citlalminaa�?, de Ario

Limpieza y faena en la colonia a�?Citlalminaa�?, de Ario

Este fin de semana en la Colonia Citlalmina, perteneciente a la cabecera municipal de Ario, se realizaron faenas de arreglo y limpieza de las calles circundantes, consistente en remociA?n de maleza y colocaciA?n de llantas para la retenciA?n de tierra, ya que la superficie presenta un nivel inclinado y las fuertes lluvias que se han presentado en la temporada han ocasionado graves deslaves, poniendo en riesgo a los colonos que habitan esa porciA?n de terreno; tambiA�n se hicieron cortadillos para descargar el agua que corre por las calles sin ningA?n sentido, esto informA? RabA� NA?A�ez Medina, representante del Movimiento Antorchista de Ario de Rosales.

Los habitantes de esta popular colonia participaron con gran A?nimo, presentA?ndose desde temprana hora y portando las herramientas correspondientes al trabajo a realizar, tales como: machetes, palas, picos, azadones y otros insumos como las llantas en desuso y costales rellenos de arena y grava. Y asA�, de manera organizada se formaron los equipos para distribuirse las A?reas y las funciones de acuerdo a la herramienta que portaran y a la habilidad de cada persona, estando presente en todo momento una actitud de camaraderA�a, explicA? el luchador social.

ComentA? tambiA�n que al terminar los trabajos referidos, se reunieron para acordar seguir realizando estas acciones en beneficio de los pobladores y del lugar mismo, ya que las inclemencias del tiempo no se detienen y la naturaleza cumple con su cometido.

a�?El hombre por su naturaleza, es un ser social y polA�tico, el cual busca agruparse en un nA?cleo donde la convivencia con los demA?s lo fortalezca y le haga conciencia la necesidad de organizarse para buscar la mejorA�a de su nivel de vida, y que mejor que los habitantes de esta colonia han decidido hacerlo del lado de un movimiento autA�ntico, preocupado y ocupado por las clases sociales mA?s desprotegidas como lo es el Movimiento Antorchistaa�?, concluyA? NA?A�ez Medina.

Comentarios