Legisladores chocan por revocación y consultas; oposición ve intento de “reelección” presidencial

Legisladores chocan por revocación y consultas; oposición ve intento de “reelección” presidencial

 

(Proceso).- Esta tarde la Cámara de Diputados emprendió la discusión de la revocación del mandato y la normatividad para reglamentar la consulta popular, jornada en que la oposición acusó al partido Morena de querer permanecer en el poder.

Especialmente, las fracciones del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, señalaron que el dictamen presentado por la diputada Miroslava Carrillo, de Morena, posibilitaría que el presidente haga campaña en el proceso electoral intermedio del 2021.

Y con ello, dijeron, se abrirían las puertas a que el presidente pretenda perpetuarse en las elecciones del 2024, cuando termine el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La ciudadanía tendrá más poder de registrar un partido político que quitar al presidente de la República”, expuso en tribuna la diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano (MC).

Este 13 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó su decisión de cancelar el proceso de consulta para enjuiciar a expresidentes por actos de corrupción, alegando la necesidad de reformar el artículo 35.

Dicha reforma es la que hoy se discute en el pleno de la Cámara baja.

“Si es esto, lo hubiésemos tenido antes, no hubiésemos dejado que el presidente Enrique Peña Nieto nos hubiese llevado al despeñadero”, defendió la diputada Tatiana Clouthier, del partido oficialista.

El proyecto de dictamen pretende reformar constitucionalmente los artículos 35, 36, 41, 73, 81, 99, 116, 122, así como la modificación de otros.

Dicha iniciativa busca establecer instrumentos para normar ambos procesos que ya empleó el presidente en la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y la construcción de la termoeléctrica en Huexca.

Durante varias horas, y con la ausencia de Porfirio Muñoz Ledo en la Mesa Directiva, los legisladores se enfrascaron en un intenso debate, donde el principal argumento se enfocó en el día en que se convocará la revocación del mandato del presidente.

“Sufragio efectivo, no reelección”. Foto: Benjamín Flores

“Es un intento de reelección”

En el Senado también hubo polémica. Legisladores de oposición acusaron que Morena busca perpetuarse en el poder con ambos proyectos de dictamen.

“Es un intento obviamente de reelección, está cubierto la revocación de mandato en un engaño a la población, porque lo que se tiene como intención es aparecer en la boleta y obviamente posteriormente buscar la reelección presidencial”, opinó el senador del PRI, Manuel Añorve.

El PAN dijo que si se aprueba esta iniciativa se empataría el proceso de revocación de mandato con la elección intermedia de 2021, por lo que el presidente López Obrador estaría en esas boletas, cuando serán votados todos los diputados federales, 13 gubernaturas, además de miles de ayuntamientos.

“De entrada, no podemos pensar en una forma inocente, que no se está previniendo que el presidente de la República quiere estar en la boleta del 2021 y eso, por supuesto, no conviene, ni es ético, ni es una cuestión equitativa para los demás partidos”, dijo Mauricio Kuri, líder del grupo parlamentario del PAN, en el Senado.

En tanto, el senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García, dijo que la consulta popular para revocación de mandato del presidente se tiene que hacer en una fecha que no coincida con las elecciones.

“Muy claro: revocación, sí; ratificación, no. Revocación en el 2022, sí; en el 2021, no. Yo creo que hoy, con todo respeto, Francisco I. Madero se estaría revolcando en su tumba al saber que quieren proponer que a mitad de sexenio el mismo presidente pueda someter a consulta ‘si me quedo’”, dijo el legislador.

López Obrador busca que la consulta popular que prometió durante la campaña se realice el mismo día de las elecciones de 2021 para ahorrar costos por operación.

Lo que dice la iniciativa

En el caso de los procesos de consulta, el documento señala que se necesitará el 1% del padrón electoral para solicitarla; mientras que se para ser vinculatorios sus resultados será necesario convocar al 33% de la lista nominal.

Asimismo, establece que no podrá ser objeto de consulta ciudadana: la limitación de derechos humanos, así como las bases, las tasas impositivas, y el presupuesto de egresos de la federación.

A decir del documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, será la Suprema Corte de Justicia de la Nación la encargada de “interpretar las disposiciones constitucionales en la materia conforme a la que resulte más favorable al derecho ciudadano”.

Para la revocación de mandato, a nivel presidencial, el documento sostiene que será convocada por el Congreso de la Unión a petición del presidente de la República y la reunión del 33% de los integrantes de las cámaras.

Los ciudadanos también podrán solicitar que el presidente sea removido del cargo.

Para convocarla se necesitará reunir al menos 3% de la lista nominal, que a la votación concurra al menos el 40% del padrón y, finalmente, que sea convocada el mismo día en que se elijan diputados federales en el próximo periodo electoral.

El INE tendrá a su cargo, en forma directa, la verificación, organización y desarrollo de la votación y los cómputos parciales y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emitirá la declaración de validez oficial.

La discusión

Iniciada la discusión posterior a la declaración de constitucionalidad de la Guardia Nacional, tras la aprobación de 32 congresos estatales, la discusión a la reforma inició con reproches de las bancadas y la defensa por parte de Morena, PT, Encuentro Social y el PVEM.

Miroslava Carrillo, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales y militante de Morena, defendió el nuevo modelo de participación ciudadana, donde se pondrá al centro a los electores y no a la clase política.

“No deben de ser consultas ‘patito’, polarizantes y de mera propaganda, como en la termoeléctrica de Huexca”, reviró Frida Alejandra Esparza, legisladora de la fracción parlamentaria del PRD.

“Consideramos que la revocación de mandato confirma que los ciudadanos son mayores de edad desde hace muchos años”, respondió Marco Antonio Gómez Alcántara, de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México.

Los legisladores se enfrascaron en un intenso debate, donde el principal argumento se enfocó en el día en que se convocará la revocación del mandato del presidente: el mismo en que se realizarán las elecciones intermedias.

“Resulta un mecanismo mentiroso para evaluar la gestión del grupo dominante, y sí para jalar sus simpatías”, dijo la diputada Mónica Bautista Rodríguez, del PRD, cuya bancada anunció que presentarán reservas para que no realice en las elecciones de 2021.

“Tiene la intención de que AMLO aparezca en la boleta electoral”, acusó.

A este argumento se sumaron Ariana Gabriela Medina Ortiz (Movimiento Ciudadano), María Alemán Muñoz Castillo (PRI), Marcos Aguilar Vega (PAN) y Sylvia Violeta Garfias (PAN), entre otros, quienes además desplegaron mantas con la leyenda: “Revocación es reelección”. “Sufragio efectivo, no reelección”.

Esta última cuestionó: “¿Es una reforma para perpetuar a Andrés Manuel López Obrador en el poder? Si el pueblo quiere al presidente en el poder, entonces ¿esto abre la vía para la reelección?”.

“No le tengan miedo al pueblo”, contestó el diputado Gerardo Fernández Noroña. “Sí, el presidente Andrés Manuel López Obrador va a ser su padre y de toda esta maravillosa nación”, dijo ante la rechifla de los asistentes.

Lo mismo hizo Sergio Carlos Gutiérrez Luna, de Morena, quien subió a la tribuna acompañado de Mario Delgado y los integrantes de su bancada.

“El pueblo pone y el pueblo quita, y no tenemos miedo de ese postulado del presidente de la República”, soltó.

Para dar amplitud a los poderes de la ciudadanía, dijo, Morena presentará una reserva para que sólo sea necesario el 25% de los electores para hacer vinculante una consulta.

Comentarios