La tecnologA�a de Google para llevarte a casa las mejores obras de arte del mundo

La tecnologA�a de Google para llevarte a casa las mejores obras de arte del mundo

Hay unos 6.600 kilA?metros desde el Art Institute de Chicago hasta el Museo Van Gogh de Amsterdam. Y alrededor de 1.300 desde la capital de los PaA�ses Bajos hasta la GalerA�a de los Uffizi en Florencia. Esas son las distancias que separan a Edward Hopper de Vicent Van Gogh; y al genio holandA�s de a�?El nacimiento de Venusa�? pintado por Sandro Botticelli. Imposible ver en un mismo dA�a la icA?nica esquina del Grenwich Village de Manhattan que Hopper pintA? en a�?Nighthawksa�? (tan reconocible gracias al cine y a la televisiA?n que, incluso sin saber el nombre del artista, cualquiera puede revivir el lugar) y fascinarse con el amarillo de a�?Los girasolesa�? (a�?Ahora tenemos un calor magnA�fico e intenso y no corre nada de viento, es lo adecuado para mA�. Un sol, una luz que, a falta de un calificativo mejor, sA?lo puedo definir con amarillo, un pA?lido amarillo azufre, un amarillo limA?n pA?lido. A?QuA� hermoso es el amarillo!a�?, escribiA? Vicent a su hermano Theo). Mucho menos dejarse subyugar por la precisiA?n y armonA�a renacentista de una de las mA?s grandes obras del Quattrocento.

Son sA?lo tres ejemplos, pero se podrA�an poner muchos mA?s en este atlas figurado. PodrA�amos hablar de la fiereza colorista de Frida Khalo, del urbanismo radical de Banksy, de la melancolA�a de Paul CezA?nne o de la genialidad incontestable de Francisco de Goya. Todos ellos estA?n tan cerca como el monitor de un ordenador. Tan cerca que puedes pegar tu nariz a muchos de sus cuadros hasta apreciar los trazos, incluso las dudas retocadas, ver las pinceladas y recrearte en la forma de la firma del autor, intentando adivinar en su grafA�a algo de las musas o los demonios que animaron su genio. EstA?n asA� de cerca gracias al Google Cultural Institute, un proyecto del gigante tecnolA?gico, cuya misiA?n, segA?n Laurent Gaveau, su mA?ximo responsable, es tan ambiciosa como a�?hacer accesible la cultural mundial para todo el mundo en cualquier partea�?.

Por diversidad y amplitud, el radio de acciA?n del Google Cultural Institute es casi inabarcable, porque propicia colaboraciones con multitud de instituciones, centros de arte, organismos educativos, curadores y artistas. Dentro de este abanico, destaca la digitalizaciA?n recogida con cA?maras de alta resoluciA?n de miles de obras de algunos de los mA?s grandes creadores de la historia. Esto convierte Google Arts and Culture en la galerA�a mA?s grande e importante del mundo. Por supuesto, asegura Gaveau, no hay nada que pueda sustituir la experiencia de enfrentarse en vivo a una obra maestra, pero hay mucha gente que jamA?s tendrA? esa oportunidad. Gracias a Internet, sin embargo, podrA?n acceder a estos fondos con una calidad imposible de imaginar hasta ahora.

Una de las iniciativas que mA?s ha llamado la atenciA?n del Cultural Institute son las Google cardboard, nacidas en su laboratorio. Estas gafas fabricadas con algo tan sencillo como un kit de cartA?n, se convierten en un dispositivo de realidad virtual con cualquier telA�fono android. EconA?micas y versA?tiles, las aplicaciones para las cardboard crecen constantemente y ya han demostrado su utilidad como herramienta educativa. a�?Estamos sA?lo al comienzo de esta historia, asegura Laurant Gaveau, y lo mejor de este proyecto es que todas las lA�neas maestras y la forma de trabajo estA? marcada por expertos del ecosistema cultural. AsA� que ellos nos dirA?n quA� es lo siguientea�?.

cf

Comentarios