La SFP y la próxima Fiscalía deben ir contra la corrupción y los ‘peces gordos’: Jaime

La SFP y la próxima Fiscalía deben ir contra la corrupción y los ‘peces gordos’: Jaime

Tras la aprobación de la Reforma Anticorrupción, la Secretaría de la Función Pública (SFP) tiene que reconstruirse, ha estado moribunda y desarticulada, no cumple con sus funciones adecuadamente porque la idea era que desapareciera al inicio del sexenio.

En entrevista con Aristegui Noticias, la directora y fundadora de México Evalúa, Edna Jaime, afirmó que el nuevo titular de la SFP tiene que llegar para darle nuevos bríos e insertarla plenamente al Sistema Nacional Anticorrupción y a desplegar todas las funciones que tiene.

La especialista considera que ambas dependencias deberán ir tras los ‘peces gordos’ en delitos relacionados con la corrupción y también en materia de impunidad en el país.

“Me preocupa que la nueva titular no tiene experiencia en esos temas porque aunque son destacados servidores públicos no tienen necesariamente esa experiencia. Espero que su proceso de aprendizaje sea muy corta para que ese sistema empiece a operar”, refirió.

Además comentó que la Secretaría de la Función Pública tiene un papel central en materia de corrupción y tiene que fortalecer lo que hasta ahora se ha debilitado.

Respecto al nombramiento de Raúl Cervantes como nuevo Fiscal General de la República, Edna Jaime indicó que es muy relevante porque es una Fiscalía que se va a transformar en los próximos años.

“Necesitamos una procuración de jusiticia efectiva que ahora no tiene la PGR y con la nueva Fiscalía se necesita una transición donde la procuración de justicia no se pierda y se fortalezca (…) todavía falta por definirse su ley secundaria y esa es una ventana de oportunidad para que el nuevo fiscal haga cambios reales y no solo un cambio de etiqueta”, dijo.

Al ser cuestionada sobre el proceso de designación de los nuevos titulares en ambas dependencias, señaló que en el caso de la Fiscalía General de la República tiene que pasar por un proceso más abierto y transparente y deben quedar claros los mecanismos de designación y aceptación de estos puestos públicos para que inicien con una legitimidad real.

También hizo referencia a que tanto la Fiscalía como la SFP tienen funciones complementarias y deben estar bien comunicadas, deben dar seguimiento a las ilegalidades para sancionar a funcionarios públicos y en caso de detectarse una falla deben existir mecanismos efectivos para que las sanciones no tengan salidas para que permanezca la impunidad.

“Necesitamos gente con independiencia, que no esté contaminada con criterios políticos para que tengan un ejercicio pleno, tal y como lo manda la Constitución”, concluyó.

Comentarios