La presea “Gertrudis Bocanegra” es un reconocimiento que estimula el trabajo de una periodista: Carmen Aristegui

La presea “Gertrudis Bocanegra” es un reconocimiento que estimula el trabajo de una periodista: Carmen Aristegui

*La memoria de la heroína de Pátzcuaro es fuente de inspiración inigualable, asegura la periodista.

La periodista Carmen Aristegui recibió la edición XXIV de la presea “Gertrudis Bocanegra”, máximo reconocimiento que entrega el Cabildo de Pátzcuaro a las mujeres que se hayan distinguido por sus actividades humanitarias y que por sus virtudes cívicas hayan honrado al país, al estado y al municipio.

En sesión solemne de Cabildo, donde fungió como oradora la politóloga Denisse Dresser, celebrada en la majestuosa plaza Vasco de Quiroga, Carmen Aristegui aseguró que este es un reconocimiento que “estimula” el trabajo que realizan los periodistas, pues el mensaje de Cabildo conlleva un reconocimiento y reivindica el papel de los periodistas y la comunicación en el país.

Aseguró que en cualquier democracia el papel de los periodistas es fundamental, por eso, cuando se decide entregar la presea “Gertrudis Bocanegra” a alguien que ejerce el periodismo “de una y mil maneras nos están diciendo que es importante lo que hacemos, que es importante que la comunicación y el periodismo sigan haciendo su trabajo, así lo entendemos”.

Carmen Aristegui señaló que México es un país que tiene una lista demasiado larga de periodistas asesinados, desparecidos, acosados y censurados, una lista demasiado impune, es más, destacó, “ni siquiera tenemos cifras exactas o corroboradas, pero se habla 125 periodistas asesinados en 17 años, son muchísimos”.

Pero no se trata de muertos de una categoría o de otra, “los muertos están ahí y son el gran tema de México, los periodistas estamos ahí para contarlo, estamos ahí para investigar, para decirlo, estamos para documentarlo y tenemos que vivir para informar y para que la sociedad conozca, por eso, cuando se mata a un periodista se muere la sociedad entera y se muere la posibilidad de saber”.

La presea, subrayó, evoca la memoria de una mujer excepcional, Gertrudis Bocanegra, nacida en Pátzcuaro, de raíces purépecha, mujer que nació en un tiempo como fue el de Independencia, tuvo familia pero también tuvo una participación fundamental porque fue una mujer decidida a dar la batalla en contra de la opresión y por un México independiente.

“Es muy importante que, en esta plaza, en este lugar inigualable, recordemos lo que significa el nombre de Gertrudis Bocanegra, significa la decisión de una mujer, la decisión de una persona, de alguien que perdió la vida por la libertad y la independencia”, destacó.

Carmen Aristegui aseguró que la heroína de este municipio vivió el terrible y dramático dilema de hablar para salvar la vida -al delatar a sus compañeros independentistas- o guardar silencio para protegerse; Bocanegra prefirió seguir en la batalla incluso a costa de su vida.

“Por eso hay que recordarla, fue fusilada, pero queda su memoria y la conducta de alguien que se juega todo por lo que cree, por un país independiente, por un país libre; es importante que recordemos su nombre y lo que significa (Gertrudis Bocanegra) porque se suma a esa lucha colectiva que nos hizo ser un país independiente”, apuntó.

Al final, consideró que más de 200 años después los mexicanos estamos obligados en honor a su memoria y de todos los demás que dieron su vida por la independencia, a “mirar al espejo para preguntarnos si somos un país independiente, si logramos la democracia, honramos las batallas de todas estas mujeres y hombres que ofertaron su vida, su trabajo, su esfuerzo; puede ser que la respuesta no nos guste del todo”.

Comentarios