La CRTM se suma a la palabra de Antorcha para que se actuA� con la ley en la mano: Pasalagua

La CRTM se suma a la palabra de Antorcha para que se actuA� con la ley en la mano: Pasalagua

* Que se resuelva el conflicto de transporte pA?blico en Ario de Rosales

 

 

Luego del anuncio de una marcha por parte de Antorcha Campesina para exigir al gobernador que en el conflicto transportista de Ario de Rosales se actuA� con la ley en la mano, el dirigente de la ComisiA?n Reguladora de Transporte (CRT), JosA� Trinidad MartA�nez Pasalagua dijo estar de acuerdo en que se aplique la ley con todas sus consecuencias.

RefiriA? que en Ario de Rosales, el conflicto se generA? por la invasiA?n de rutas oficiales de transporte con autos particulares por parte de Antorcha Campesina situaciA?n a la que se opusieron los transportistas concesionados que siempre han trabajado en el marco de la ley.

Que no confundan a la opiniA?n pA?blica seA�alA? MartA�nez Pasalagua al referir que los integrantes de la Cooperativa de Transportistas de este lugar fueron agredidos por parte de Antorcha Campesina quienes bloquearon los accesos a las colonias donde se tienen concesionadas las rutas oficiales y colocaron como a�?topea�? a seA�oras y niA�os para evitar que las unidades reguladas transiten por el lugar

El dirigente transportista refiriA? ademA?s que el antorchista RabA�n NA?A�ez Medina, es conocido a�?invasora�? y recordA? que hace algunos aA�os en Sahuayo, invadiA? rutas y metiA? taxis lo mismo en la CaA�ada de los Once Pueblos donde fomenta el a�?piratajea�? y es por ello que se generan enfrentamientos.

Por lo anterior, MartA�nez Pasalagua reiterA? que en coincidencia con el vocero de Antorcha Campesina Luis Miguel LA?pez AlanA�s es necesario que la autoridad responsable del transporte pA?blico, aplique la ley. Los transportistas de la CRT cumplen con todas las reglas y los invasores son de Antorcha Campesina, insistiA?.

En el mismo sentido demandA? a la COCOTRA que ponga un freno a quienes infringen la ley enarbolando banderas de a�?necesidad u honestidada�? y chantajeando a la autoridad para obligarla a concesionar unidades al margen de estudios de oferta y demanda.

Asimismo MartA�nez Pasalagua fue claro al apuntar que, como dirigente, a�?no estoy detrA?s de movimientosa��, de frente y con mi gremio, exigimos a la autoridad que frene el pirataje en Ario de Rosales y en cualquier lugar donde se genere porque ademA?s de significar una competencia desleal y saturar el servicio, ponen en riesgo a los usuarios porque no cuentan con seguros de viajero ni pagan impuestos.

Como concesionarios regulados dijo, a�?tenemos derecho a no ser cA?mplices del pirtaje y respecto a los monopolios que acusa Antorcha Campesina, hay que recordarle que opera la Empresa Zirahuen donde explotan una gran cantidad de concesiones y aun asA�, siguen fomentando el pirataje lo que significa que, quienes rompen con la paz social con enfrentamientos peligrosos, son ellosa�?.

AdemA?s comentA? que de las agresiones que han sufrido los transportistas de la CRT por parte de invasores y a�?piratasa�?, existen denuncias penales que comprueban las agresiones fA�sicas en su persona y sus unidades y en este marco, exigimos a las autoridades la aplicaciA?n de la ley y que no se deje chantajear por quienes han vivido por aA�os con ese formato.

El transporte pA?blico ocupa ser regulado abundA? el dirigente de la CRT y refiriA? la urgente necesidad de frenar acciones de chantaje y presiA?n; es un realidad que existe necesidad entre la poblaciA?n pero hay que ceA�irse a los marcos legales para trabajar y no lucrar con esa necesidad, reflexionA? MartA�nez Pasalagua al reiterar que seguirA?n defendiendo a�?con la ley en la manoa�?, su fuente de trabajo y su patrimonio familiar.

Finalmente le enviA? un mensaje al gobernador Silvano Aureoles Conejo en el que le pide que no ceda ante el chantaje de organizaciones como Antorcha Campesina y que haga valer la ley sin distingos ni privilegios porque expresA?, a�?nadie puede estar por encima de la leya�? y eso, no es a�?antipopulara�?, acotA?.

Comentarios