Jupiter tiene 12 lunas orbitando a su alrededor

Jupiter tiene 12 lunas orbitando a su alrededor

 

El descubrimiento fu gracias al telescopio Blanco

 

En marzo de 2017, Júpiter se encontraba en el lugar perfecto para ser observado utilizando el telescopio Blanco en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo en Chile, que tiene la Cámara de Energía Oscura y puede inspeccionar el cielo en busca de objetos apenas visibles.

El astrónomo Scott Sheppard, de la Carnegie Institution for Science, y su equipo estaban utilizando el telescopio para buscar signos del Planeta Nueve al borde del sistema solar. Se dieron cuenta de que podían observar a Júpiter al mismo tiempo.

Serían capaces de distinguir la diferencia entre Júpiter y los objetos que lo rodean de los objetos distantes del sistema solar porque cualquier objeto alrededor de Júpiter se movería a la misma velocidad que el gigante gaseoso. Los objetos distantes del sistema solar no pueden moverse tan rápido.

Tener una cámara nueva y más grande en el telescopio permitió al equipo cubrir un mayor porcentaje de cielo. Su capacidad ahora es 10 veces mayor. Y como Júpiter es el planeta más grande de nuestro sistema solar, los astrónomos necesitan poder ver tanto espacio como sea posible.

Debido a que Júpiter también es un planeta brillante, los astrónomos han tenido que lidiar con el problema del resplandor y la luz dispersa que afecta el espacio donde pueden existir lunas. “Las nuevas cámaras nos permiten cubrir todo el espacio alrededor de Júpiter en algunas imágenes, y esta cámara está bien sombreada”, dijo Sheppard.

Descubrieron las 12 lunas, pero el proceso de observación y confirmación, usando múltiples telescopios, tardó alrededor de un año.

Nueve de las nuevas lunas se encontraron muy lejos de Júpiter, a unos 25 millones de kilómetros de distancia, moviéndose en una órbita retrógrada (lo opuesto a la rotación del planeta). Les toma alrededor de dos años terrestres orbitar el planeta. Sheppard y su equipo creen que estas lunas son remanentes de tres lunas más grandes que se separaron cuando colisionaron con otras lunas, asteroides o cometas.

Otras dos nuevas lunas están más cerca y se mueven en una órbita progrado, que está en línea con la dirección en que se mueve Júpiter. Dada su distancia y ángulo desde Júpiter, también son piezas de una luna que alguna vez fue más grande. Tardan menos de un año en orbitar al gigante de gas.

 

Comentarios