Jalisco será el segundo estado más videovigilado

Jalisco será el segundo estado más videovigilado

La Fiscalía de Jalisco presentó ayer el proyecto Escudo Urbano C5, el nuevo sistema de Cómputo, Comando, Control, Comunicación y Coordinación que contará con cinco mil 500 cámaras de videovigilancia, que posicionará a la metrópoli como la segunda más equipada a nivel nacional, sólo por debajo de la Ciudad de México (20 mil). Así, la urbe jalisciense tendrá 123 aparatos por cada 100 mil habitantes, mientras la capital del país, 129.

El C5 también incluye la instalación de tres mil sensores que pueden, por ejemplo, alertar a las autoridades cuando se efectúan detonaciones de arma de fuego, además de mil 500 botones de pánico en postes, donde los ciudadanos podrán solicitar auxilio a las Policías.

El proyecto costará 895 millones de pesos y fue adjudicado, tras una evaluación de siete empresas, al consorcio Cis, Agt y Thales, que opera en otras ciudades de México y del mundo. El Gobierno del Estado defendió el proceso de adjudicación directa al señalar que la ley lo permite cuando se trata de asuntos relacionados con la seguridad interna.

La ubicación de cámaras, sensores y botones se planeará a partir de las zonas de mayor incidencia delictiva, en principales avenidas e instalaciones estratégicas como escuelas, centros comerciales y edificios públicos. “(Las cámaras) nos funcionan para encontrar a los responsables de la comisión de un ilícito… les puedo asegurar que está acreditado en diversas ciudades del mundo la disminución de los índices delictivos (con estos centros tecnológicos)”, declaró el fiscal Eduardo Almaguer.

La inversión saldrá del crédito de tres mil 800 millones aprobado por el Congreso de Jalisco y del Fideicomiso Fuerza Única de Seguridad Pública. Además, se adjudicó un programa piloto a la empresa Inicia México por 30 millones de pesos para la compra de 200 sensores inteligentes que servirán para rastrear celulares y vehículos en movimiento.

La Subsecretaría de Administración del Estado revela que el contrato que se firmará con el consorcio ganador tendrá una vigencia hasta noviembre de 2019, por lo que después de esa fecha el mantenimiento y operación correrá a cargo del Estado, con un costo de 49 millones de pesos anuales que cubrirán 2020, 2021 y 2022. Después será decisión del siguiente Gobierno si se sigue con el pago de la póliza.

El sistema iniciará con la remodelación del C5 en las actuales instalaciones de la base de El Palomar, que iniciará en agosto para concluirse en febrero del próximo año. Se prevé que Escudo Urbano C5 inicie operaciones en 2018, pero como labores adicionales se invitará a empresarios y organizaciones vecinales para incorporar sus equipos al centro de videovigilancia.

fb

Comentarios