Ignacio Baca Lobera presentA? en el CMMAS “MA?sica de cA?mara”

Ignacio Baca Lobera presentA? en el CMMAS “MA?sica de cA?mara”

Apoyado por el programa Fomento a Proyectos Culturales y de CoinversiA?n del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, ediciA?n 2014, el disco “MA?sica de CA?mara” de Ignacio Baca Lobera fue presentado en el Centro Mexicano para la MA?sica y las Artes Sonoras, recinto que opera con recursos de la SecretarA�a de Cultura de MichoacA?n y el Centro Nacional de las Artes, y el cual sirviA? como escenario para que el grupo Liminar interpretara a�?DA?o para flauta en do y guitarraa�? y a�?Habilidades conocidas viola y electroa�?, dos piezas de la citada producciA?n sonora.

Por principio de cuentas Rodrigo Sigal, responsable del Centro Mexicano para la MA?sica y las Artes Sonoras y presentador del disco, agradeciA? a Baca Lobera por la confianza depositada en dicha instituciA?n y reconociA? el trabajo de autogestiA?n efectuado por el creador, al tiempo que reconociA? a los integrantes de Liminar como parte fundamental del proyecto.

Al ofrecer los resultados de lo que podrA�a llamarse un anA?lisis del disco, y tras expresar que los escuchA? con agrado y entusiasmo, Sigal aclarA? que A�sta era la sexta presentaciA?n del proyecto, cuyas obras van develando su verdadero sentido conforme son escuchadas, gracias al trabajo tA�mbrico y efectos que demuestran un control del discurso musical.

TambiA�n expresA? que tuvo la posibilidad de recuperar esa faceta relativa a entender cA?mo se estructura un disco como un ente completo, y de apreciar la informaciA?n, a manera de apuntes, que le acompaA�a.

En especial se refiriA? a la pieza a�?DA?oa�?, a la cual le dedicA? su tiempo para escucharla, a fin de entender esta parte a�?borrosaa�? que se va aclarando poco a poco.

Por su parte Joan SebastiA?n Lach, quien fue alumno de Baca Lobera, reconociA? que esta relaciA?n maestro-pupilo fue importante para A�l en su desarrollo como compositor cuando pudo desbloquearse luego de encontrarse en un a�?bachea�?.

Lach hablA? sobre el mA�todo de trabajo que el compositor ha venido desarrollando por medio de grA?ficos y papel milimA�trico, lo que hace que su arte sea distinto y autA�ntico, al luchar con el material y tomar muy en serio las condiciones de la composiciA?n; trabajo a la vez lA?dico que produce resultados que incluso para su creador, resultarA�an inesperados.

Juan SebastiA?n Lach remarcA? que el autor de a�?MA?sica de CA?maraa�? se muestra mA?s interesado en el proceso creativo que en la bA?squeda de resultados, y reconociA? la buena sinergia lograda con Liminar como grupo con quien compartiA? muchos intereses afines.

TambiA�n detallA? que en las piezas de Baca Lobera hay una especie de misterio, algo que no se deja explicar fA?cilmente, pese a que es describible en tA�rminos musicales; lo anterior determinado luego de haber sometido dichas piezas a un anA?lisis audal, es decir de la escucha.

Juan Sebastian Lach tambiA�n hizo alusiA?n al juego de instrumentos involucrados asA� como las voces a manera de gritos, murmullos y palabras, en una amalgama de timbres con amplios recursos instrumentales.

Nacido en la Ciudad de MA�xico, Ignacio Baca Lobera se iniciA? en la mA?sica de manera autodidacta. DespuA�s estudiA? composiciA?n con Julio Estrada en la UNAM, MA�xico, y recientemente con Joji Yuasa, Jean-Charles FranA�ois y Brian Ferneyhough en la University of California at San Diego, donde obtuvo los tA�tulos de MaestrA�a y Doctorado en ComposiciA?n Musical.

En su mA?sica de cA?mara y orquestal se utilizan tA�cnicas como procesos “random”, microtonalismo, TeorA�a de Redes y mA�todos de graficaciA?n aplicados a la composiciA?n. Actualmente es docente en la Universidad AutA?noma de QuerA�taro, donde imparte las clases de composiciA?n, anA?lisis y mA?sica electrA?nica.
AdemA?s de su actividad como maestro fue “Compositor en Residencia” de la FilarmA?nica de QuerA�taro de 1994 a 1995.

De 1997 a 2003 y de 2005 a 2008 ha sido becario del “Sistema Nacional de Creadores” del FONCA y fue nombrado fellow de la FundaciA?n Guggenheim en el aA�o 2001.

Comentarios