¿Qué hago si ‘hackean’ mis cuentas?

¿Qué hago si ‘hackean’ mis cuentas?

Podrás no tener el control de la seguridad de los sitios que frecuentas, pero sí sobre la información personal que compartes y en dado caso, de la cantidad de datos a los que los hackers tienen acceso en caso de comprometer los servidores de algunas organizaciones.

Por eso, es importante que además de cuidar qué tanta de tu información personal está en internet, debes ser consciente de cómo utilizas tus cuentas y qué tipo de información manejas en la red, de acuerdo con Roberto Martínez, analista de seguridad de Kaspersky, quien compartió algunos consejos para asegurate que tus datos no terminen en una base de datos a la venta en la web profunda, informa Milenio.

“Es importante no utilizar la misma cuenta de correo electrónico desde la que mandas documentos personales, por ejemplo, a la que tienes registrada en redes sociales”, dijo el experto en seguridad.

No tengas una misma contraseña para todo
Entre la cuenta de correo del trabajo, la personal, la de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc… es difícil tener una contraseña diferente para cada servicio, sin embargo es importante cuidar que no sea la misma, pues en cuanto una sea comprometida, las demás lo serán también.

Para tener un buen manejo de contraseñas, Roberto recomendó utilizar un gestor de contraseñas como Password Manager de Kaspersky que permite guardar diferentes claves para diferentes servicios y tú sólo tendrás que aprenderte la contraseña del gestor.

“Es como una bóveda de seguridad en la que sólo necesitas la llave principal”, dijo el experto.

¿Cómo evito que mi información sea comprometida?
“Lo primero es tomar consciencia de la importancia de nuestra vida digital. Tener sentido común de lo que queremos instalar o a qué le damos clic”, aseguró Martínez.

Aunque sea muy tentador descubrir si en realidad ganaste un nuevo teléfono celular o bajar la aplicación de moda que aún no está disponible en tu tienda de aplicaciones, piensa en lo que podría ocasionar en tu dispositivo.

Roberto también recomendó evitar mandar números de cuentas bancarias o fotografías de tarjetas de débito o crédito a través de correo electrónico o aplicaciones de mensajería.

Hackearon mi cuenta, ¿y ahora?
Por lo general no sabrás si tu cuenta fue comprometida hasta que ya no puedas entrar a ella o porque ves movimientos que tú no reconoces.

Para evitar que te tome de sorpresa, Roberto recomienda activar las opciones de doble verificación que algunos servidores de correo electrónico ofrecen y los cuales necesitan un segundo código para entrar, así como activar las alertas que te indican desde qué dispositivo se inició una sesión.

“Lo más recomendable es que, aún cuando tu cuenta no haya sido comprometida, cambies tu contraseña constantemente”, dijo Roberto.

Seguir estas sencillas recomendaciones hará que tu información no termine en una lista a la venta dentro de la web profunda y suplanten tu identidad, te roben dinero o peor aún, cometan actividades ilícitas en internet con tus datos y tú no te hayas dado cuenta.

Comentarios