FIFA discutirá expansión de Copa del Mundo 2026

FIFA discutirá expansión de Copa del Mundo 2026

Escondido en el punto nueve de una agenda de 23 ítems se encuentra una de las reformas más explosivas que podría afrontar la FIFA en los próximos tiempos: la expansión del Mundial de fútbol de 32 a 48 equipos a partir de 2026.

El Consejo de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), nuevo órgano ejecutivo del ente rector, se reunirá mañana y el viernes en Zúrich y todas las miradas apuntarán a lo que en el cronograma figura escuetamente como “actualización sobre el proceso de licitación para la Copa Mundial de la FIFA 2026”.

La palabras de Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, la semana pasada durante un evento con estudiantes en Colombia generaron sin embargo una gran expectativa sobre lo que se pueda discutir en Suiza.

“Se podría hacer un torneo en que los 16 mejores equipos clasifiquen a la fase de grupos y los otros 16 salgan de un ‘playoff’ tres días o una semana antes del inicio de la fase de grupos. Así el Mundial tendría 48 equipos y muchas más naciones y regiones del mundo estarían felices”, explicó Infantino en Bogotá.

El jefe del futbol mundial insistió en ese momento en que la idea era “sólo una propuesta” que será tratada por el Consejo. Durante su campaña electoral, el suizo había manifestado su intención de elevar a 40 el número de equipos para los Mundiales.

Sus planes generaron rechazo y preocupación en algunos ámbitos del futbol, en especial por parte de Ligas y clubes europeos.

“Los mejores equipos deberían estar en el Mundial y en la Eurocopa. Si se sigue aumentando se diluirá la calidad”, advirtió Joachim Löw, el seleccionador de Alemania.

Los directivos de la FIFA intentaron calmar los ánimos, aunque hay quienes advierten que Infantino intentará avanzar lo más rápido posible, tal como lo hizo su mentor Michel Platini cuando amplió la Eurocopa.

Con el aumento de los equipos participantes, Infantino buscará ganarse el apoyo de muchas regiones que podrán tener más representación en el máximo evento del fytbol. Sin embargo, los clubes más importantes perderán a más jugadores y por una mayor cantidad de tiempo, por lo cual se oponen frontalmente.

El formato de 48 equipos, con 16 clasificados y otros 32 disputando las 16 plazas restantes, implicará la disputa de unos 80 encuentros, todo un desafío logístico para el anfitrión de la cita.

Además, será prácticamente imposible sostener el evento en un mes de duración.

Sin embargo, también se especula con una mezcla entre las dos ideas de Infantino. En este escenario, el Mundial tendría 40 equipos y contaría con 24 clasificados y 16 equipos luchando por las ocho plazas restantes. De esta manera, habría 72 encuentros y se podría sostener el plan original del suizo.

En la reunión del Consejo de la FIFA también se debatirá otro asunto delicado: la situación de los clubes israelíes asentados en Cisjordania.

Más de 60 miembros del Parlamento Europeo pidieron en una carta abierta a la FIFA que relocalice a los clubes o que los mismos dejen de formar parte de la Asociación de Futbol de Israel.

El conflicto palestino-israelí se ha inmiscuido en los últimos años en la FIFA ante la protesta de directivos palestinos por restricciones a su movilidad por parte de las fuerzas de seguridad israelíes.

El ente rector creó un grupo de trabajo especial liderado por el sudafricano Tokyo Sexwale, pero hasta ahora no ha encontrado soluciones. Y el ex presidente Joseph Blatter intercedió en el pasado para evitar una moción de la federación palestina para expulsar a Israel del organismo.

Ahora será Infantino el que deberá mostrar su habilidad política: tanto en el conflicto diplomático como en sus planes de ampliar los Mundiales.

Comentarios