Estudio revela las ventajas del mal humor

Estudio revela las ventajas del mal humor

Los estados de ánimo negativos leves y temporales pueden ser útiles para hacerle frente a un problema.

Tener el ceño fruncido, una actitud hosca, seria, parecer estar enojado con el mundo; es decir, malhumorados no siempre es negativo, pues se han descubierto los beneficios de estar de mal humor.

Según el sicólogo y profesor Joseph P. Forgas, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, descubrió luego de una serie de estudios que las personas malhumoradas tienen muchos beneficios como mejorar la memoria, mayor capacidad para juzgar a los demás y una facilidad de adaptarse a cualquier situación externa.

Forgas experimentó con 120 personas a quienes las expuso a diversas circunstancias, desde ver películas tristes o alegres o ponerlos en climas como viento y sol, contra lluvia y neblina, para después someterlos a diversos test que contestaron mejor los malhumorados, y que reaccionaron con mayor concentración.

“Los estados de ánimo negativos leves y temporales pueden ser útiles para hacerle frente a un problema, sus beneficios para la salud se encuentran en que nos permiten afrontar mejor una situación, y adaptarnos mejor. Esto no funciona siempre, sobre todo cuando el estado de ánimo negativo llega a ser intenso y de larga duración, como la depresión”, aseguró Forgas a The Huffington Post.

Según el sicólogo, las personas positivas tienden a ser más entusiastas y dispersas, por lo tanto no prestan la atención debida, a diferencia de las malhumoradas que estudian todo con rigor y hacen juicios apegados a la realidad.

De igual forma, estas personas generalmente no confían en los rumores y se empeñan en comprobar todo, por lo que se vuelven expertos en detectar las mentiras.

Según los experimentos, las personas de mal humor graban los recuerdos con mejor precisión.

Otro punto es que las personas malhumoradas son muy cautas en hacer relaciones con los demás, procuran ser distantes, pero educadas, lo que les hace tener credibilidad y ser persuasivas. De esta forma también evitan ser lastimadas por la forma de ser de otra persona.

Una persona positiva suele ser directa y eso aunque es bueno, a veces puede ser atrevido y generar discusiones.

En apoyo a las personas de mal humor, otro psicólogo, Eran Eldar, de la University Collage de Reino Unido, asegura que las personas malhumoradas generalmente no tienen grandes apegos por lo que es muy fácil para ellos adaptarse a cualquier situación.

cjfg

Comentarios