En el cerro de Quinceo, seudolíderes cometen  atropellos impunemente, denuncian

En el cerro de Quinceo, seudolíderes cometen atropellos impunemente, denuncian

En las faldas del cerro de Quinceo está a punto de suceder una desgracia si las autoridades no ponen freno a las ambiciones de seudolíderes como Haydé Yépez Rangel, que cometen atropellos impunemente, denunció Sacnité Alejandra Salgado González, integrante de un grupo de 20 familias del asentamiento irregular Ampliación Leandro Valle que han decidido unirse al Movimiento Antorchista.AD

Las 20 familias habitan lotes de manera irregular en la invasión del Cerro Quinceo desde hace tres años, explicó Salgado González y añadió que en los primeros momentos, el señor Humberto García Almonte les “vendió” los lotes – con engaños y sin ser de su propiedad–, quien a la postre fue destituido por el mismo grupo de habitantes debido a que ya era insoportable e insostenible la situación bajo su liderazgo.

Esto se debió a que García Almonte quitaba lotes que ya había “vendido” para volver a venderlos, y pedía una cuota semanal de 30 a 50 pesos a cada familia. La gente se cansó de esta situación y decidió sustituirlo. Este grupo, que se compone de aproximadamente 400 familias, quedó en manos ahora de una señora de nombre Haidé Yépez Rangel.

“Llegamos a pensar que con ella saldríamos adelante y resolveríamos la legal posesión de los terrenos, pero al poco tiempo nos dimos cuenta de que habíamos saltado de la sartén a la lumbre, porque no solamente continuó con las prácticas explotadoras de Humberto García Almonte, sino que las hizo más intensas. Cada vez son más los lotes que quita a la gente, apoyada por un grupo de vándalos, y que vuelve a vender andando el tiempo. Hace negocio, pues, a costa de nuestra pobreza”, dijo la señora Salgado González.

Ahora, a los que denuncian a Yépez les reprime y quiere quitar los terrenos con el pretexto de que es “área verde”, sin que haya ni planos oficiales del predio pues todavía es irregular toda la colonia. “Además, –agregó– toda el área que ocupan las 400 familias es reserva ecológica, o sea, área verde, a pesar de lo cual cada seudolíder ha hecho de ella lo que las autoridades los han dejado. La señora Yépez miente, para justificar sus despojos”.

Por todo lo anterior, informó que los afectados anuncian a todos los habitantes de estos predios que, haciendo uso del derecho constitucional a organizarse de acuerdo a sus intereses, han solicitado ser incluidos en el Movimiento Antorchista y se les ha aceptado, y desde sus filas lucharán porque no se les expulse ni se atente contra su persona y propiedades, porque se respeten los derechos que han creado desde que empujados por la necesidad confiaron en dichos seudolíderes y por regularizar sus posesiones o encontrar salidas viables a la necesidad de contar con un lugar donde vivir. Agregó que agradecen el apoyo antorchista pues a pesar de que esa agrupación popular no promueve invasiones, tampoco deja en el abandono a los precaristas en desgracia.

Finalmente, hicieron un llamado a las autoridades a que pongan un alto a los desmanes de la señora Haidé Yépez Rangel y al represivo señor Manuel Rodríguez Valencia, quien le secunda agresivamente en sus desmanes y ejecuta –junto con un grupo de golpeadores– los desalojos que ella ordena, porque de otra forma está a punto de suceder una desgracia en el Quinceo.

Comentarios