Cuida SSM salud mental de adultos mayores

Cuida SSM salud mental de adultos mayores

  • Es un síndrome crónico y progresivo que se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva.

Con el objetivo de realizar un diagnóstico oportuno para optimizar la salud física, cognición, actividad y bienestar de los adultos mayores, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través del Centro Michoacano de Salud Mental (Cemisam), brinda atención e información para detectar y tratar la demencia.

La demencia es un síndrome generalmente crónico y progresivo que se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva, es decir, la capacidad para procesar el pensamiento, más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

Este síndrome afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Este deterioro puede ir acompañado o incluso precedido por alteraciones en el control emocional, el comportamiento social o la motivación.

La demencia puede ser causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro de forma primaria o secundaria, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares. La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia: se calcula que representa entre 60 y 70% de los casos.

Otras formas frecuentes de demencia son la vascular, la causada por cuerpos de Lewy (agregados anormales de proteínas en el interior de las células nerviosas) y un grupo de enfermedades que pueden contribuir a la demencia frontotemporal. Los límites entre las distintas formas de demencia son difusos y frecuentemente coexisten formas mixtas.

La demencia afecta a cada persona de forma distinta, dependiendo del impacto de la causa que la origina y de la personalidad del sujeto. Las manifestaciones de la enfermedad se relacionan con la etapa en la que se encuentre. A menudo pasa desapercibida, ya que el inicio es paulatino. Los síntomas más comunes incluyen olvidos frecuentes, pérdida de la noción del tiempo y/o desorientación espacial, incluso en lugares conocidos.

A medida que la demencia evoluciona hacia la etapa intermedia, los signos y síntomas se vuelven más evidentes y limitadores: se empiezan a olvidar acontecimientos recientes, nombres de personas, y pueden perderse incluso en el hogar. Además, aparecen dificultad para comunicarse, requerimiento de ayuda con el aseo y el cuidado personal, cambios de comportamiento y de conducta, por ejemplo, dan vueltas por la casa o repiten las mismas preguntas.

Asimismo, una persona con demencia puede presentar alteraciones en el estado de ánimo, es decir, puede mostrar irritabilidad o agresividad, o incluso mostrar indiferencia al medio que los rodea.

La importancia de detectar a tiempo la demencia y de tratar los síntomas psicológicos y conductuales que la acompañan, radica en que esto puede facilitar la interacción del paciente con sus seres queridos, por lo que parte del tratamiento incluye proporcionar información y apoyo a largo plazo a los cuidadores.

La prevención de la demencia se centra principalmente en atender los factores de riesgo relacionados con las enfermedades vasculares como la diabetes, la hipertensión arterial y la obesidad en la mediana edad, el tabaquismo y la inactividad física.

La demencia puede resultar abrumadora para los afectados, para el personal que los asiste y para la familia, no obstante, la calidad de vida de todos ellos puede mejorar si se les proporcionan cuidados y apoyo apropiados.

En caso de síntomas, la SSM pone a disposición de las y los michoacanos de la tercera edad principalmente la Clínica de Demencia del Cemisam, ubicada en Privada de Canadá, colonia Las Américas, en Morelia, con un horario de atención de lunes a viernes de 8:00 de la mañana a 8:00 de la noche.

Comentarios