Conoce a Chepe, el último tren de pasajeros en México

Conoce a Chepe, el último tren de pasajeros en México

Sonando su clásico silbato y emitiendo una intensa columna de humo, el tren Chihuahua-Pacífico se abre camino entre puentes, barrancas, túneles y montañas, en una ruta considerada una obra maestra de la ingeniería mexicana.

Construido en 1961 e inaugurado en 1962, el Ferrocarril Chihuahua-Pacifico, popularmente conocido como Chepe, es el único transporte férreo de pasajeros que corre todavía en México, entre los estados de Chihuahua y Sinaloa, aunque el objetivo hoy en día es más de tipo turístico.

El Chepe inicia su travesía en la capital de Chihuahua y termina en Los Mochis y viceversa, haciendo paradas en distintos poblados y mostrando a sus usuarios increíbles paisajes que van desde bosques, río, lagunas, montañas y barrancas.

En su trayecto de 673 kilómetros, que recorre a una velocidad de 80 kilómetros por hora en promedio, hay 37 puentes y 86 túneles, desde la Sierra Tarahumara a las Barrancas del Cobre, internacionalmente conocidas por ser cuatro veces más grandes que el Cañón del Colorado.

El tren transporta al año cerca de 80 mil personas, entre ellos a la población tarahumara, así como a 90 mil turistas, de los cuales el 40% es extranjero, en especial de Estados Unidos, Canadá y Europa.

Además de fomentar el turismo, el Chepe representa una forma de vida para las comunidades indígenas del norte del país, y que de otra manera estarían aislados del mundo sin el paso del tren.

Los vagones que corren en esas vías significan un aire de esperanza y bienestar para los tarahumaras, que aprovechan la derrama económica dejada por los turistas al ofrecerles servicios como guías, carga de maletas y venta de artesanías.

Comentarios