Conmemora SSM el Día Mundial de la Vasectomía

Conmemora SSM el Día Mundial de la Vasectomía

Hombres con más conciencia sobre la Planificación Familiar, pondera la Secretaría de Salud en Michoacán

 

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), que preside Diana Carpio Ríos, tiene como reto incentivar una mayor participación del hombre en la adopción de métodos anticonceptivos para la regulación de la natalidad y fortalecer su papel en la anticoncepción quirúrgica voluntaria; en lo que va del año, se han realizado 362 procedimientos de vasectomía sin bisturí.

Lo anterior, en el marco del Día Mundial de la Vasectomía que se celebra este 16 de noviembre bajo el lema: “Un Acto de Amor”, donde la SSM llevará diversas acciones de promoción a la salud entre la población masculina michoacana.

Uno de los objetivos especifico del Programa de Planificación Familiar y Anticoncepción, es incentivar la paternidad activa y elegida, así como la responsabilidad del hombre en la planificación familiar y anticoncepción.

Para ello, la SSM realiza campañas para promover entre los hombres una participación más activa y comprometida en el cuidado de su salud y la de su familia, lo que ha permitido tener logros importantes en el estado referente a la Vasectomía sin Bisturí, procedimiento rápido, sencillo y de pronta recuperación.

La planificación familiar es un asunto de pareja; sin embargo, hasta ahora, la mayoría de las opciones están dirigidas a mujeres. Por ello, en este día, se busca promover la masculinidad positiva más amplia, con la que los hombres tomen conciencia sobre su responsabilidad en el control natal y, quienes lo deseen, puedan acceder gratuitamente a un procedimiento quirúrgico de la mano de especialistas expertos en la materia.

Actualmente Michoacán cuenta con 11 médicos acreditados en la técnica de la vasectomía sin bisturí, quienes durante 2017 llevaron a cabo 548 procedimientos seguros, eficaces y confiables.

Se trata de un proceso en el que el canal del testículo a la uretra, llamado conducto deferente, se corta y se sella para evitar que los espermatozoides salgan. Después de entumecer, se hacen una o dos pequeñas punciones en el escroto, lo suficientemente pequeñas para no requerir puntadas.

Comentarios