El conflicto de la UMSNH depende en gran medida de la falta de recursos financieros: Raúl Morón

El conflicto de la UMSNH depende en gran medida de la falta de recursos financieros: Raúl Morón

– Los rechazados no son solo una cifra en las estadísticas educativas, sino un drama personal y de la nación.

Raúl Morón Orozco señaló que el problema estructural que se presenta en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), tiene relación directa con la falta de recursos financieros para atender las demandas de una población creciente que requiere cada vez más de espacios para acceder a los distintos programas académicos del nivel de licenciatura.

En el conflicto, que dura ya casi 60 días, entre expresiones y organizaciones de estudiantes rechazados y autoridades de la UNMSH, el Senador de la República declaró, “no sólo se necesita del diálogo, la tolerancia y de una ética universitaria para resolverlo, también es urgente enfrentar las causas estructurales que en Michoacán, y en nuestro país, reducen de manera importante el ingreso a la educación superior pública”.

Ante esto, Morón Orozco presentó en el Senado de la República, diferentes exhortos dirigidos al gobierno Federal, a la Secretaría de Educación Pública y a los Rectores de las universidades del país, así como al gobierno de Michoacán y a las autoridades de la Universidad Michoacana, para resolver la situación.

“Es obligación de las autoridades educativas y gubernamentales, buscar alternativas y procedimientos permanentes de diálogo con los manifestantes inconformes, que conlleve a encontrar soluciones definitivas al conflicto, así como destinar mayores recursos financieros, ampliar los espacios educativos y facilitar los procedimientos de acceso a la educación superior, con la finalidad de garantizar que todo aquel que demande una oportunidad de estudio, pueda acceder a ella con el respaldo absoluto del Estado”, solicitó el Legislador.

La creciente demanda de servicios de educación superior es un asunto que debe atenderse cuanto antes, externó Raúl Morón, “los rechazados no son sola una cifra en las estadísticas educativas, sino un drama personal y de la nación”; además, puntualizó que el futuro nos convoca a revisar políticas, programas, reglas y prácticas de la educación superior.

“Un crecimiento cada vez mayor de la cobertura con equidad y calidad, exige un sistema de educación superior más flexible y articulado, un robustecido programa de becas, nuevos y más eficientes modelos de organización, gestión y administración de las propias instituciones de educación superior, así como

esfuerzos cada vez mayores de formación e incorporación de docentes, profundización de los esfuerzos descentralizadores, transformación de los sistemas educativos estatales y una sólida cultura de la evaluación, entre otros aspectos”, finalizó.

Comentarios