Carlos Jaurena presentó su libro en MACAZ

Carlos Jaurena presentó su libro en MACAZ

  • ”El trabajo diario” es el nombre del ejemplar que el artista se encuentra promocionando en distintas partes del país; Michoacán fue el tercer estado visitado.

A manera de ilustraciones, parte del trabajo creado durante los últimos 20 años por el artista visual Carlos Jaurena, fue seleccionado para crear “El trabajo diario”, libro editado por el sello El salario del miedo, que llegó a Morelia, para ser presentado en el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ), espacio perteneciente a la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum).

En entrevista, Jaurena explicó que la obra es el resultado del esfuerzo de Jesús Barrón, un coleccionista de la Ciudad de México, y la citada compañía editorial. El libro, que deja ver las diferentes etapas de producción de arte objeto, pintura, grabado e instalación del creador nacido en la Ciudad de México, contiene fotografías e imágenes de archivo de mucha de su obra.

Sobre el particular, el también hacedor de instalaciones y performances indicó que, si bien inició su labor artística en 1989, el libro reúne imágenes del trabajo creado desde 1996 y que además de los textos escritos exprofeso para este libro por Juan Manuel Servín, director de El salario del miedo, y por Beatriz Garduño, el lector también podrá encontrarse con documentos que en su momento fueron escritos para algunas de sus exposiciones por el escritor Guillermo Fadanelli, y el curador y crítico de arte Juan Coronel Rivera.

En esta su visita a Morelia en donde ha expuesto de manera colectiva, Carlos Jaurena manifestó que su acercamiento con la capital michoacana ha sido escaso, de ahí su interés en incrementar dicha cooperación para exponer individualmente.

Agregó que las obras que dan cuerpo al libro han sido expuestas en la Ciudad de México, en muestras en solitario o en conjunto con otros creadores, y también han participado en diversos concursos.

Sobre esta presentación editorial que es la tercera en su haber, detalló que fue hace alrededor de cinco años cuando acudió a la capital michoacana a impartir el taller de Iniciación al Arte Contemporáneo (MACAZ) y conoció a Erandi Avalos, quien ahora gestionó la realización de este evento.

Agregó que “El trabajo diario” que salió a la venta hace un mes con un costo de 300 pesos, ha sido presentado en Querétaro y la Ciudad de México y hará lo propio en Pachuca, Hidalgo el 8 de agosto en la Universidad hidalguense. También busca mostrarlo en Xalapa, Veracruz, y Guadalajara, Jalisco.

Sobre su libro, indicó: “Tenía catálogos breves y simples pero éste es un libro que considero modesto, es decir a diferencia de otros que he visto de pasta dura y más páginas de otros artistas, incluso colegas míos, pero como sea es un gran libro, muy bien diseñado e impreso, y la obra ya la juzgarán quienes la lean”.

En cuanto al proceso de selección del material incluido, señaló que tenía que darle oportunidad a otros colaboradores, como el diseñador y al propio director de la editorial, para que opinaran, en un “estira” y “afloja” pero también en coincidencias, con el pretexto de que hubiera una mirada desde afuera y no únicamente la del creador.

Jaurena, quien ha participado en distintas bienales, como la Primera Bienal de Arte Tridimensional, en 2002 explicó que actualmente intenta salirse un poco del formato de la pintura concebida en un soporte tradicional, que sería sobre tela, madera y papel, y trabaja en formatos no convencionales, en objetos encontrados, inclinándose hacia el arte objeto.

También busca salirse de las cajas, que para él ha sido la técnica con la que más se le reconoce en el ámbito artístico y en la cual permanecerá por otros años más, aseguró.

Agregó que actualmente en el Museo del Arzobispado de la Ciudad de México puede apreciarse una de sus exposiciones  en la cual  se puede apreciar  la instalación  denominada “Algo que vi, algo que viví” hecha con láminas encontradas en la calle y mercados de viejo que fueron recortadas y pegadas a una pared para crear siluetas de personas, animales o diversas situaciones, que fueron intervenidas pero respetando su estado original, es decir  con las manchas de óxido o del grafiti propio del material.

Para el artista visual, esta obra resultó un gran logro dentro del arte objeto, ya que se puede interpretar como un dibujo, a la vez que es una instalación. Dicha muestra, que fue inaugurada el pasado 27 de abril, permanecerá abierta al público hasta el 20 de agosto.

Finalmente Carlos Jaurena expresó que los interesados en adquirir el libro podrán solicitarlo a Erandi Ávalos, y recomendó a los artistas seguir en busca de ese camino, salir, luchar y proponer para que las cosas se logren.

Comentarios